La Cofradía de Santo Domingo de Guzmán realiza dos desfiles procesionales: el Domingo de Ramos y el de Resurrección.

Procesión del Domingo de Ramos.

En el misterio “La entrada de Jesús en Jerusalén” se muestra a Cristo a lomos de “la Borriquita”. Va acompañado de una familia hebrea y otras dos figuras que se identifican popularmente con Pedro y Santiago. Subido a una palmera hay un muchacho cortando palmas.

Este paso es el más grande y pesado de la Semana Santa jerezana. Es portado por 40 costaleros y va montado sobre andas de talla de madera en oro fino, que pertenecieron al Cristo de la Hermandad de la Estrella de Sevilla.

Durante los años 2009 y 2010 la Cofradía renovaba las imágenes del paso de Jesús entrando en Jerusalén, saliendo en la procesión del Domingo de Ramos de 2009 la imagen de Cristo del Triunfo sobre una nueva talla de la Borriquita. Todos obra del escultor malagueño Israel Cornejo.

Nuestra Señora del Rosario camina bajo un hermoso palio llevado por 38 costaleros.

La Virgen del Rosario es de autor desconocido. Fue restaurada en el año 1955 por el escultor sevillano Sebastián Santos Rojas. Se venera en su camarín construido en 1792.

Procesión del Domingo de Resurrección.

Este día procesionan San Juan, San Pedro, María Magdalena, Cristo Resucitado y la Virgen del Rosario, sin palio.

Cristo Resucitado es del escultor sevillano Luis Ortega Bru, obra inacabada por éste al fallecer inesperadamente; fue concluida en Madrid, por su hermano José Augusto.

En el año 2016 se llevan a cabo trabajos de restauración y nueva policromía en el taller de Rafael Martín Hernández (Mairena del Aljarafe).

Es portado por 28 costaleros.