Durante el Viernes Santo esta Cofradía realiza una procesión de mañana, otra de tarde y una tercera, de noche.

Mañana.

“Jesús con la Cruz a cuestas” ayudado de Simón Cirineo está compuesto por seis figuras, una de ellas, ecuestre. Nuestro Padre Jesús Nazareno es de autor desconocido y se dice que vino a Jerez junto con el de Burguillos del Cerro por los años 1700.

El paso es de caoba con canastilla dorada por el artista sevillano Ángel de Feria; la Cruz es de talla con riquísimas cantoneras. Fue restaurado en Sevilla en el año 1986 por León Ortega.

En 2013 el jerezano conservador y restaurador de obras de arte Jesús Salvador restauraría la imagen de Jesús Nazareno.

Tarde.

“Descendimiento de la Cruz” en el que figuran José de Arimatea, Nicodemo, San Juan y la Virgen (de las Lágrimas). Obra de León Ortega. Cristo Crucificado y María Magdalena.

“Cristo yaciente”. La imagen del Cristo fue restaurada en 2002 por el jerezano Tomás Crespo.

La “Muerte Pelá” se reincorporó en 1988, tras haber desaparecido sobre 1965, reconstruida por Narciso Gutiérrez Sánchez.  Existen distintas teorías sobre su significado: la muerte meditando sobre el mundo, sobre la muerte de Cristo o el poder de ésta, que alcanza a todos.

Noche.

La Virgen de la Encarnación realiza las procesiones de la mañana y tarde, siendo Nuestra Señora de la Soledad, por la noche. Es una copia de la anterior imagen destruida en el incendio de marzo de 1965.

También es obra del imaginero onubense León Ortega (consta que en octubre de 1965 ya estaba en Jerez la nueva imagen).