Queridos cofrades, me dispongo a escribir unas palabras sobre nuestra Semana Santa.

Dándole vueltas a la cabeza no asumo que lo que no pudo una guerra, lo ha conseguido un bichito que nos va hacer abrir los ojos y darle una visión diferente a la vida. Se me ha hecho rara y difícil esta cuaresma donde no he podido disfrutar de tantos momentos llenos de recuerdos cofrades en nuestro querido pueblo Jerez de los Caballeros.

recuerdos de un cofrade Francisco José Venegas González Aún no dejo de recordar, de esos ensayos y quedadas tras él con mi agrupación musical Maestro Sousa, aunque disfrutamos como ha sido el estreno del uniforme nuevo, aunque con una pena como la que no pude estrenarlo con mi hermano que, aunque sea pesado él sabe que para mí es especial su presencia en nuestro sentimiento.

También durante esta cuaresma la vida se llevó a mi queridísima abuela Ascensión Giles Carmona, ella siempre rezando, ayudando a los suyos y aquel que le pedía ayuda siempre en el anonimato. Una cosa me queda tranquilo que sus virgencitas de los Desamparados, Aguasantas y su cristo el Seños Ecce Homo la cuidará allá en su descanso.

Cuaresma rara también por esa ausencia de ensayos con mis compañeros del señor Ecce Homo, sus piscolabis en la casa de hermandad, también se echa en falta esos cafés y comidas con tus amigos, familiares hablando de Semana Santa. Este año no ha sido posible mi visita obligada a Sevilla mi segunda ciudad con mi pareja, aunque lo he sustituido estos días por YouTube y lo que queda en los sietes días más bonitos del año para mí. Sentimientos raros por no ver a esos niños ese jueves antes de la semana grande con sus caras de ilusión de ir de romanos, costaleros, nazarenos, de mantillas tras la gran labor del CEIP DEL RODEO. Gracias por cuidar y alimentar la base de nuestra Semana Santa.

Tampoco podré disfrutar y ver de la entrada de nuestra semana de pasión como es ese pedazo de espectáculo de nuestros músicos jerezanos “LOS CARRASCOS” con colaboración de la TROUPE y bandas de Jerez como es DE JEREZ AL CIELO en el sábado de Pasión.  Y como no en esta cuaresma no hemos podido disfrutar de un día soñado, espectacular, sentimental y sobre todo especial, por la ausencia de mi abuela que en paz descanse, pero, el DIA DEL PREGÓN DE LA SEMANA SANTA 2020 siendo el pregonero mi tío Jesús González Giles, pero este obstáculo le servirá a mi tío para que el año que viene lo haga con más fuerzas que nunca por ella, por su madre.

Estamos a dos días de Domingo de Ramos, ya siento cosquilleos, se me vienen momentos, recuerdos a la cabeza y me pongo a pensar cómo será este Domingo sin; mi agrupación por Mérida llegando a las tantas del lunes de madrugada. A partir de esa noche como me ha pasado siempre mi estado de nervios empieza ser grande por lo que empiezo a pensar lo que me queda por disfrutar en los próximos días.

Los Lunes, como era de costumbre empezaría bien temprano en coger el ordenador y ver la Semana Santa de Sevilla hasta que dieran las 21h, después salir a la calle a ver nuestra preciosa hermandad de los Penitentes.

El Martes siempre ha sido especial el silencio en jerez, para mi desde el 2018 aun es más especial desde que forme parte de la cuadrilla de costaleros de la virgen del Silencio, para mí es un privilegio debajo de esas trabajaderas compartir ese trabajo en silencio con todos mis compañeros.

Miércoles santos, “Mi miércoles “. Para mi familia y yo es el día del año, cada uno, como bien se dice lleva la procesión por dentro a su manera. Empiezo preparando con mi querida madre    la ropa con la llevo a mi cristo Señor Ecce Homo desde el 2012 ella lleva toda una semana detrás mía para que tenga preparada e impoluta este día .Llevo el cristo desde el 2012,  gracias en especial a mi primo Fernando que me llevaba a ver esos ensayos ,  aquel año pasé a ser el becario de la cuadrilla  ,  pude llevar a mi señor  con mis pedazos de compañeros con la que he formado y  formamos una cuadrilla humana impresionante  de la que me llevo amigos ,  que  por diferentes circunstancias no se encuentran con nosotros .

Nos escondemos bajos esos fardones rojos,  rezamos todos a una ,  al compás de un 2×1 peculiar , y como no , echaré de menos esa sentimental recogida que realizamos tras año pensando que el siguiente debemos estar de nuevos unidos cuando al acabar la noche y despegarnos de nuestro cristo llega el momento del “BESO Y ABRAZO” con todos nuestros familiares , como no , de nuevo recordar a mi abuela besando,  abrazando , cuidando a cada uno de sus costaleros   que  llevan a su cristo en volandas admirando a todos por igual  después de una noche de penitencia . Siempre me quedaré con tus besos y lágrimas tras hablar con tu Cristo.

Apenas sin dormir paso a un jueves Santos con muchas horas por delante pero donde las ilusiones se cumplen muy pronto porque año tras año siempre es especial deleitar a jerez y a la cofradía del Santísimo con música de mi querida agrupación musical Maestro Sousa OJE. Este año no podremos hacer la quedada en esa cochera histórica de los Perera. Se me vienen tantos recuerdos con compañeros de la banda que ya no se encuentran en ella, antes de salir hacia San Bartolomé con la marcha Virgen de las Angustias en paso ordinario llegar y ver esa plaza llena esperando la salida del Santísimo. Sigo recordando este jueves, y como no recuerdo comerme esos bocatas de jamón con la latita de coca cola viendo pasar el Coronado acompañado de mi padre en la puerta de Décimas acompañado de un dulce para coger con ganas la MADRUGÁ. Es Madrugada del viernes los abrazos se convierten en sentimientos y lágrimas por acompañar “al moreno” que todo el mundo espera pasar por la plaza acompañado de los sones más emotivos que mis compañeros de la agrupación sacan fuertemente de sus pulmones. Son las 6h se nos fue una madrugada más que este año no podrá ser.

Como todos los años a las 7 de la mañana  voy camino de Santa María para ver a Jesús.  Si me ha dado tiempo a dejar mi trompeta   a las 5 intento ver la puerta de Santa  María , esto para mí era un misterio que mi gran amigo Miguel Ángel Hernández me enseñó una madrugada a como Antonio Castellano abría esa misteriosa puerta a las 5 de la mañana cada viernes santos , aquí no dejo de ponerme aún más tristes de lo que estoy pensando que en este 2020 no será nada de esto .Pensaré con recuerdos para el 2021 lo que podría haber sido esta primera procesión con la OJE en la procesión del Santo Entierro  .

Este año no será ese sábado de cama, descanso, viendo videos e imágenes de los días que habíamos pasado hasta que uno ya se levanta para pasar un tiempo con mi novia que poco me ve durante estos 7 días, pero sí que comparte sentimientos cofrades día tras día y que siempre llevo encima junto a ella.

Llega el  glorioso día del Domingo   de  Resurrección  ,  tampoco podré seguir disfrutando del sueño que cumplí el año pasado de poder llevar a la Virgen del Rosario gracias a la ayuda de  Iván Granados ,  compañero de fatiga bajo de ella .Para mí fue especial llevarla por varios motivos,  porque  mi querida abuela Ascensión se emocionaba recordando  que su padre fue capataz varios años  , aún  recuerdo cuando le conté que iba a llevar la virgen ,  la cara de ella , sus  lágrimas no se me olvidan . Otro motivo importante y bonito de ser costalero de esta virgen que mi novia es catalina y le haría mucha ilusión, ella catalina y yo del Ecce Homo, pero nos entendemos. Agradezco y recuerdo a todos ellos “los de la calle san Agustín” mi otra familia que me inculcaron esta bendita pasión.

Solo me queda recordar e ilusionarme con la Semana Santa del 2021 y mis sueños como son: disfrutar del pregón de mi tío, de mi hermano bajo esas trabajaderas del señor Ecce Homo, estrenar el uniforme nuevo de la OJE con mi hermano en la agrupación y lo que siempre voy a desear es de poder sentir el beso de mi abuela tras recoger el cristo cada miércoles santo, sé que la estás cuidando allí donde este, Te quiero. Acabo este texto escuchando la marcha VIDA que se estrenó un 6 de marzo, día que no olvidare en la vida.

«Recuerdos de un cofrade».

Francisco José Venegas González.