«Entre torres y alcazaba» es un poema de Cristina Carrasco Sanabria con el que se cerraba anoche en Badajoz, el musical cofrade «de Jerez al Cielo».

Entre torres y alcazaba Cristina Carrasco Sanabria

La Virgen de la Aurora, de la Hdad. del Resucitado de Badajoz, lleva en la esquina superior izquierda del palio, una imagen de la Virgen de la Paz de Jerez de los Caballeros.

En la noche de ayer miércoles se estrenaba en el Teatro López de Ayala de Badajoz, el musical cofrade «De Jerez al cielo».

«Entre torres y alcazaba» de Cristina Carrasco es un poema que explora las conexiones entre la Semana Santa de Badajoz y la de Jerez.

Cómo cantes de ida y vuelta

Entre nieblas del Guadiana

Jerez se asoma en el cielo

De devociones del Alma.

Y viene la primavera

Y se alargan las mañanas

Y se une el sentimiento

De dos ciudades hermanas.

Y se unen los compases

De los sones de las bandas

Y se oyen las saetas

Que Porrina le cantaba

A una señora de negro

Que Soledad la llamaban.

Si Dios se muere en Jerez

Resucita por la raya

Si por la calle San Juan

Jesús reza entre naranjas,

La Virgen de los Dolores

Llora en su paso de plata,

Que lo lloró la Amargura

Tan jerezana y tan Guapa.

Mi Cristo de la Piedad

Con la Caridad se hermana

Y mi Virgen de la Paz

En bambalina pintada

Van en palio de la Aurora

Prestándole ella sus lágrimas,

Porque la Aurora no llora

Y a la Paz le sobran lágrimas.

Y se prestaron la ropa

Y se prestaron las andas

Y se prestan el sudor

De un costalero en diáspora

Los hachones de mi Cristo

Nacieron en el Guadiana

Las cartelas de Pilatos

Por San Roque se soñaban.

Yo rezo a la Soledad

Reina y madre de la Raya

En Jerez Encarnación

Soledad y Candelaria.

Son los cantes de ida y vuelta

Entre torres y Alcazaba

Que Cristo muere en Jerez

Y resucita en la Raya.

Cristina Carrasco 16/3/2024