Una Semana Santa de recogimiento Jerez de los Caballeros

Terminó esta Semana Santa tan rara que hasta este tiempo, que nunca nos ha gustado, se ha unido para que no fuera tan dolorosa. Soñemos con vivir de nuevo una Semana Santa plena, «estamos haciendo un gran esfuerzo y dará sus frutos».

Hemos tenido Semana Santa. Y aunque no tuvimos procesiones, aunque no haya cirios, ni capirotes, ni varales meciéndose al viento, ni saetas, ni levantás de ensueño, ni marchas, ni reencuentros con familiares ni amigos, pero ha sido Semana Santa.

Este año las procesiones han ido por dentro y las lágrimas se derraman por otros motivos, y los aplausos van dedicados también a otros, los sentimientos se desbordan, aunque las calles hayan estado vacías.

Aunque no hayamos podido disfrutarla, ni verla, ni tocarla, sí que, gracias a las fotos, vídeos, a esos textos que han llegado al corazón de una forma u otra. Nos han tenido esta Semana Santa viviéndola de otra forma, una Semana Santa de recogimiento y recuerdos. La recordaremos por la lucha que hemos tenido contra esta epidemia. Esperemos que esto nos ayude a muchos a cambiar, a ser más compresivos y menos arrogantes. Una Semana Santa para el recuerdo y no para guardarla en un cajón, sino para tenerla muy presente porque debemos aprender de estos errores. Sigamos luchando.

Y como siempre dije: voluntad, compromiso y unión.

una semana santa de recogimiento Curro Gomez Martin

«Una Semana Santa de recogimiento».

Curro Gómez Martín.